lunes, 24 de enero de 2011

Vigésimo sexta entrada. Paris:

Canción recomendada

Corren ellos felices, corren para alejarse de la fria lluvia, y, aunque es difícil correr entre tanto charco y están empapados, ríen con esa sonrisa especial que deja ver que están enamorados, quizás no sea entre ellos, pero al menos lo están.
Llegan a un portal y observan risueños que el otro está completamente mojado, sus peinados destrozados, pero les hace gracia.
Ella es rubia de pelo largo y ojos claros. Su nariz es un pequeño montículo de forma estilizada, y sus labios son dulces e inocentes, pintados de un carmín pasional.
Él es un chico afortunado que usó las palabras adecuadas en los momentos adecuados, de pelo castaño y ojos que podríamos catalogar de grises, pero no es especialmente guapo, aunque tampoco feo.
[Olvida los colores, ellos viven en blanco y negro, sus corazones tiñen el sonido y los colores enmudecen para dar paso a suspiros aspirando a ser gritos, luchando con la lluvia por ser el sonido más resonante de sus oídos, los de ella dulces y finos, los suyos estrechos y simples]
Sus cabezas no se mueven, pero sus almas están entrelazadas de la misma forma que sus miradas. Por un momento él se atreve y juega con las puntas de su pelo, por un momento ella aparta su vista de él y suspira más tranquila.
[Debes saber que, como la mayoría de los enamorados en sus inicios, ignoran que gustan al otro y piensan que no tienen posibilidades. Desean hacerlo, pero ninguno correrá el riesgo de ser rechazado y apartado de la vida de la pareja de su alma]
Él no entiende por qué gira el mundo en torno a ella, sólo es consciente de ello. Ella no entiende por qué su olor se ha vuelto un channel preciado que no escapa de sus pensamientos. Sus suspiros se deslizan por sus bocas desganados, aferrándose a los labios para quedarse en ese cálido lugar(llamémoslo pulmón enamorado). El vapor de sus alientos se dibuja en un tono blanquecino y a su vista ven que cobra forma de corazón. Ella sonríe, él se acerca...ella cierra los ojos... . Todo oscurece y la vista da paso al tacto. Él siente que su corazón está parado, pero en realidad va tan rápido que no puede percibir la distancia entre un latido y el siguiente. Ella siente que los ángeles la hacen flotar y nota sus brazos abrazándola... .
[Es de noche y la luna los baña, pero ellos no son conscientes de su sonrisa...sonrisa que se apaga al ver su suerte]
Ellos no tienen nombre, ellos viven, ellos sienten, ellos son ajenos a su suerte. Un grupo de 5 hombres de entre 30 y 40 años sin color en sus almas se acerca sin hacer ruido, pero riendo más que ellos. Uno saca una vara de hierro y otro les exige posesiones.
Ellos no tienen nada, ellos viven sin nombre, intentan hacérselo entender, pero ellos no vinieron a por posesiones, sólo a por sangre.
Ella sólo puede observar que la lluvia hace la escena más fria y violenta, él cae una y otra vez...por un segundo les parece ver su sangre apiadándose, pero no es así, sale sin posibilidad de vuelta, pero él no piensa en sí mismo ahora, y lucha con ellos alejándolos de ella mientras le hace señas que ella no comprenderá, sus ojos están clavados en el charco de sangre que deja.
Un golpe certero en la cabeza y sangre salpicada alrededor de todo el suelo. Sus ojos se abren, sus pupilas se vuelven invisibles, su cuerpo inmóvil ante las sonrisas de los perros que fueron a buscar sangre.
Y así, desviando unos segundos la vista hacia ella hacen la vista gorda, pero sólo porque desean sufrimiento, y se van entre la oscuridad, desapareciendo bajo la luz de una luna triste.
Ella se acerca pero todo está en el final, a él no le quedan alientos, a ella no le quedarán besos que dar... .
Su pelo está mojado...su pelo está despeinado...pero ya no ríe...ahora llora.
[Y sus almas vuelven a unirse al irse la del chico y salir de su cuerpo la de la chica, que vivirá en simple cuerpo durante el resto de su vida. Ella vivirá una vida simple, tendrá hijos simples y nunca más será feliz, es más, cuando esté sola llorará, como lo hacen los heridos, los bebés, la luna...y yo]

3 comentarios:

kRs Lakxth. dijo...

Miguel Ángel Sánchez Vacas. dijo...

Iáh

kRs Lakxth. dijo...

(Contestación a tu comentario en mi blog):
No, perdona ¬¬ es que me tiene harta, tsk ¬¬"

ÑA ^^